Guía completa de aceites para cocinar: beneficios para la salud, mejores usos y más

Los aceites son la base de muchas recetas preferidas y juegan un papel sustancial en distintas técnicas de cocina, desde saltear y freír hasta asar y hornear.

Más allá de que muchas recetas detallan qué aceite utilizar, algunas no lo hacen. Y lo crea o no, de todos modos puede conseguir una comida superior al presenciar con algo nuevo a eso que se requiere.

Aquí hay una especificación general de los beneficios para la salud y los especiales usos de los aceites de cocina recurrentes.

Índice()

    1. Aceite de oliva virgen extra

    Probablemente el aceite de cocina más popular y ampliamente utilizado, el aceite de oliva virgen extra o AOVE, fue calificado como una grasa saludable y versátil. Es una alternativa increíble por su contenido de antioxidantes, grasas saludables para el corazón y compuestos para la prevención del cáncer.

    Gracias a estas ventajas y a su amplia disponibilidad, puede utilizar AOVE para todo tipo de procesamiento de alimentos.

    Sin embargo, debido a su bajo punto de humo (la temperatura a la que comienza a descomponerse y liberar radicales libres dañinos), no es el aceite más notable para cocinar en todos los casos, al menos no a temperaturas superiores a 191 ° C).

    Por este motivo, el AOVE se suele recomendar para platos más fríos como salsas, ensaladas y aderezos.

    2. Aceite de oliva ligero

    El aceite de oliva puede ser uno de los aceites de cocina más populares y saludables para usar.

    Su sabor no solo es versátil, sino que muestra beneficios reconocidos para la salud del corazón y el control de la diabetes. Estos beneficios se relacionan principalmente con las grasas monoinsaturadas y las propiedades antioxidantes que ofrece.

    En relación con su costo de precio más alto, el aceite de oliva virgen extra (AOVE) se recomienda principalmente cuando se desea resaltar naturalmente los sabores crudos. No está refinado y tiene aromas superiores. En la cocina, se recomienda comúnmente el aceite de oliva virgen o puro para resistir el calor sin comprometer su integridad.

    3. Aceite de canola

    El aceite de canola contiene cantidades menores de antioxidantes en comparación con el aceite de oliva. Sin embargo, contiene ácido alfa-linolénico. Este es un tipo de ácido graso omega-3 que puede reducir la inflamación relacionada con la artritis, la enfermedad inflamatoria intestinal y los trastornos cardiovasculares.

    El aceite de canola tiene un sabor neutro y tiene un alto punto de humo de aproximadamente 425 ° F. Esto lo hace adecuado para saltear, hornear y sofreír.

    4. Aceite de aguacate

    Los aguacates son únicos debido al hecho de que proporcionan grasas monoinsaturadas, lo cual es muy raro entre las frutas. El aceite cuenta con otros nutrientes beneficiosos, como potasio, vitamina E y poderosos antioxidantes como la luteína y la zeaxantina.

    El aceite de aguacate presenta un alto punto de humo, lo que lo hace ideal para saltear y freír. Asimismo, se puede utilizar como aceite para mojar y ensaladas y realzar el sabor de las proteínas animales y vegetales.

    5. Aceite de linaza

    El aceite de linaza contiene ácido poliinsaturado y alfa-linolénico. Se sugiere para tratar una amplia variedad de afecciones, incluida la artritis reumatoide, el colesterol alto y el estreñimiento.

    El aceite de linaza tiene un punto de humo bajo de aproximadamente 225 ° F. Por lo tanto, no cocine con ella a alta temperatura. En su lugar, incorpore el aceite en las comidas después de calentarlo o agregarlo a los aderezos para ensaladas.

    6.- Aceite de semilla de té

    También conocido como aceite de camelia, el aceite de semilla de té se extrae de las semillas de las plantas de té. El aceite de semilla de té es un poderoso antioxidante que puede proteger contra el envejecimiento y reducir los niveles de colesterol LDL (o "malo") y triglicéridos.

    El alto punto de humo lo hace increíblemente versátil para freír o incluso como aderezo para ensaladas nutritivo.

    7. Aceite de sésamo

    El aceite de sésamo ofrece un aroma y un sabor intensos y debe usarse a la ligera. Su punto de ahumado más bajo lo hace valioso en salteados, sopas y verduras a baja temperatura. El aceite de sésamo también puede dar sabor a salsas y aderezos.

    La grasa poliinsaturada comprende principalmente el aceite, aunque también proporciona cantidades moderadas de monoinsaturadas. La combinación de las dos grasas ha demostrado ser saludable para el corazón y ofrece propiedades antiinflamatorias.

    8. Aceite de almendras

    El aceite de almendras es rico en vitamina E, ácidos grasos monoinsaturados, potasio y zinc. El perfil total de nutrientes puede aportar beneficios para el corazón, la piel y el cabello.

    Este aceite de alta temperatura tiene un punto de humo extremo de 495 ° F. Puede utilizarse para preparar productos tanto amargos como dulces. Por ejemplo, use el aceite para saltear verduras o como un sustituto más saludable en recetas de postres.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir